Este país permite la entrada cada año a un alto número de extranjeros, que deben cumplir los trámites administrativos y requisitos establecidos para la vía migratoria que hayan elegido para entrar, residir y trabajar en este país. Entre los requisitos para quienes quieran trabajar en bastantes profesiones, en particular las reguladas, figura normalmente el del reconocimiento de las credenciales educativas y profesionales. Según la vía migratoria que se siga, se exige asimismo poseer un determinado grado de conocimiento de uno de los dos idiomas oficiales en Canadá (francés o inglés); aunque no se exija normativamente, ese conocimiento puede ser requerido por el empleador como requisito para el desempeño de un determinado puesto de trabajo y, en todo caso, es muy aconsejable poseerlo para, entre otras cosas, poder comunicarse con empleador y colegas y respetar las normas de seguridad e higiene en el trabajo y en suma poder integrarse en la sociedad de acogida. Poseer simplemente una oferta de trabajo en Canadá no es suficiente para entrar en este país aunque, según la vía migratoria por la que se opte, es necesario, y en todo caso recomendable. Advertir de que personas sin escrúpulos intentan aprovecharse de algunos interesados en emigrar a Canadá, por lo que se aconseja estar muy atentos para evitar posibles fraudes. No se aconseja venir a Canadá como turista para, una vez en el país, quedarse a trabajar o estudiar en el país, ya que se corre el riesgo de ser rechazado en la frontera y de que sea prohibida la entrada en el país por cierto tiempo. Aunque hay algunos casos puntuales en que se puede trabajar o estudiar en Canadá sin necesidad de permiso, la norma es que el turista debe volver a su país para desde allí pedir el permiso para trabajar o estudiar en Canadá, aunque en determinados casos se puede cambiar de situación administrativa sin necesidad de ello.

Sin perjuicio de la existencia de un programa de movilidad de jóvenes entre España y Canadá, que, aunque técnicamente entra dentro de la inmigración temporal, tiene sus reglas propias y facilita la entrada en Canadá, para estancias máximas de un año, a cientos de jóvenes españoles de hasta 35 años, las decenas de miles de inmigrantes que entran cada año en Canadá se pueden dividir en dos grandes grupos, además del de los estudiantes: los “inmigrantes permanentes”, que pueden vivir y trabajar en este país sin límite predeterminado de tiempo y con unos derechos cercanos a los de los ciudadanos canadienses; y los “trabajadores temporales”, cuya residencia y trabajo en Canadá tiene una fecha límite y cuentan con una batería más restringida de derechos; estos trabajadores temporales no son considerados jurídicamente como “inmigrantes” propiamente dichos. Los permanentes se pueden subdividir, a su vez, en inmigrantes por razones económicas y llegados por la vía de la reagrupación familiar.

La herramienta informática Working in Canadapuede ayudar al potencial emigrante a Canadá a tomar una decisión sobre dónde vivir y trabajar en Canadá, dado que a través de ella se puede obtener un informe laboral que incluya la denominación de la profesión propia en Canadá, la descripción de sus tareas, y las ofertas de trabajo disponibles por provincia o territorio, incluyendo los requisitos precisos para su desempeño.

Por otra parte, existen webs generales para buscar trabajo en Canadá, además de las que se especifican al final del apartado 5 exclusivamente para las explotaciones petrolíferas en Alberta:

Tienes una información muy completa en la web del Ministerio de Empleo

Si quieres contactar con nuestros embajadores para que te ayuden pincha aquí

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies