Info básica para trabajar allí 

La República Checa se convirtió en Estado independiente en enero de 1993, con la escisión de Checoslovaquia en dos Estados. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Checoslovaquia figuraba entre los 10 países más industrializados del mundo, y fue el único país centroeuropeo que mantuvo la democracia hasta 1938.

La capital, Praga, tiene más de 1 000 años de antigüedad y su riqueza arquitectónica abarca estilos diferentes. Esto ha convertido a la ciudad en un lugar de rodaje de exteriores favorito de muchos cineastas internacionales.

La industria sigue siendo una de las principales actividades económicas, especialmente la producción de automóviles, maquinaria e instrumental técnico. La siderurgia es importante en la región de Moravia, situada al este del país. Los cultivos más extendidos son el maíz, la remolacha azucarera, la patata, el trigo, la cebada y el centeno.

Alrededor del 95% del país es montañoso e invita a practicar el esquí, el ciclismo de montaña y el senderismo. En los extensos bosques abundan los osos y los zorros.

La República Checa produce cervezas de fama mundial, como la de Pilsen. En la región meridional de Moravia y en parte de Bohemia se produce vino. Cuenta además con más de 900 manantiales de agua mineral natural (un récord mundial). Los platos tradicionales suelen acompañarse de knedlíky, bolitas de una masa confeccionada con patata o pan.

Entre las celebridades checas se encuentran el pintor modernista Alfons Mucha, los compositores Antonin Dvořák y Bedřich Smetana, el corredor de maratón Emil Zátopek y los escritores Franz Kafka y Milan Kundera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies