Info básica para trabajar allí 

Omán es una monarquía absoluta en la cual el Sultán de Omán ejerce autoridad absoluta, pero su parlamento tiene algunos poderes legislativos y de supervisión. En noviembre de 2010, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas nombró a Omán, de entre 135 países en todo el mundo, como el país que más había mejorado durante los 40 años precedentes. Según índices internacionales de 2010, Omán era uno de los países más desarrollados y estables del mundo árabe.

En la actualidad Omán tiene una economía basada en la explotación de las grandes reservas de gas natural y petróleo. El sistema ha sido controlado por la monarquía reinante y los miembros del gobierno. A partir del año 2000 se produjo un proceso de liberalización en un doble sentido: por una parte, se trató de desligar la actividad económica y comercial del poder político, propio de un sistema absolutista, y por otro se facilitó la privatización ordenada de las explotaciones mineras. Los graves desequilibrios sociales mantienen todavía un nivel de desocupación entre los habitantes del país del 15% que se ha ido reduciendo a lo largo de los últimos cinco años, con una disminución progresiva de la mano de obra proveniente de países como Pakistán, Afganistán o la India. Al mismo tiempo, se ha incrementado la industria pesada destinada a la transformación de productos, diversificando la economía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies